miércoles, 29 de octubre de 2008

Elegir el súper más barato puede hacer que ahorres una media de 617 euros anuales

20MINUTOS.ES.
El estudio de precios en supermercados que ha presentado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma que elegir los establecimientos más baratos para hacer la compra puede hacer ahorrar al usuario unos 1.500 euros al año, aunque los precios de los alimentos han subido un 11% desde la anterior encuesta.
Durante dos semanas se han visitado 801 establecimientos de 53 ciudades y en Internet. Se han recogido cerca de 80.000 precios de 126 productos diferentes en establecimientos de distintos tipos: supermercados, hipermercados y tiendas de descuento.
En su estudio, la OCU analiza los precios de los supermercados mediante la elaboración de dos "Cestas" distintas. La Cesta Tipo, formada a su vez por la Cesta de Frescos y Cesta de Envasados, está compuesta por los productos de consumo más habituales que compra una familia media española. Contiene 146 productos concretos (divididos en 18 secciones), todos ellos de marcas líderes en su segmento (excepto los productos perecederos que responden a la misma categoría), ponderados de acuerdo al peso de cada sector en la encuesta de presupuestos familiares elaborada por el INE.
Hasta 2.296 euros de ahorro
Para la Cesta Tipo, el ahorro medio entre el más barato y el más caro de los establecimientos es de 617 euros al año (menor que en 2007 que fue de 673 euros). En Madrid es posible ahorrar hasta 1.565 euros, el máximo ahorro posible a nivel nacional, un 37% sobre el importe total de la compra. En muchas capitales de provincia es posible ahorrar más de 1.000 euros al año: Bilbao, Granada, Murcia, Palma de Mallorca y Oviedo. Por el contrario, el ahorro menor posible se encuentra en Cuenca y Puertollano, con un ahorro en torno a los 110-120 € anuales.
Para la Cesta Económica el ahorro entre el establecimiento más caro y el más barato es aún mayor: El máximo posible sería de 2.296 euros al año. Estas grandes diferencias permitirían que con lo que gasta un consumidor durante un año en el establecimiento más caro, se pudiera comprar durante todo un año y hasta el puente de la Constitución del año siguiente, en el establecimiento más barato.
Los más caros y los más baratos
Los establecimientos más caros, según este estudio, son los Sánchez Romero de Madrid, seguidos del establecimiento Próxim de Madrid, los supermercados Ercoreca de Bilbao y el supermercado on line de El Corte Ingles.
Por el contrario los más baratos son Escode de Huelva, Supermercados DANI de Granada,Supermercado ROS de Murcia, el economato de Citroën de Vigo, y el Hiper Dani de Granada.
Los precios suben un 60% que el IPC
El primer dato a tener en cuenta es la espectacular subida de los precios durante el último año, una media de 11,4% en la Cesta Tipo y un 12,3% en la Cesta Económica. Estas cifras suponen un 60% más que el IPC de los últimos 18 meses (7,1%).
También la OCU ha analizado las subidas de precios medios con relación al mismo estudio publicado en 2007. Respecto a la Cesta Tipo, todas las cadenas han subido sus precios, de forma bastante homogénea (entre un 9 y un 14%), siendo la media de un 11,4%. Las que menos suben son Supercor e Hipercor y las que más lo hacen son Simply Market y El Árbol.
En cambio en la Cesta Económica, que recoge los productos de menor precio y las marcas de los distribuidores, la evolución fue muy dispar entre cadenas, puesto que si bien la media fue de un 12,3%, en Caprabo se observó un descenso de precios de un 5,9% en promedio y, por contra, en Sabeco, Más y Más y, sobre todo, Alcampo, la subida fue superior al 20%.
20MINUTOS, Miércoles 22 de octubre de 2008

1 comentario:

Esther Chamorro dijo...

Pienso que los precios de los productos de los diferentes supermercados deberían ser más homogéneos, ya que para la persona que realiza la compra es un embrollo tener que comprobar si un producto en esa tienda es más barato que en la tienda de al lado. Incluso en marcas blancas hay bastante diferencia de precios, y esto no tendría que ser así.
Como conejo hacia las familias, creo que deberían comparar precios en varios supermercados antes de decidirse a realizar la compra en uno u otro establecimiento, aunque pueda resultar pesado, ya que el ahorro resultante puede ser muy elevado.