martes, 15 de septiembre de 2009

FACUA analiza las enormes diferencias de precios entre marcas líderes y de distribuidor

FACUA-Consumidores en Acción ha elaborado un estudio comparativo (ver tablas), sobre los precios de marcas líderes de alimentación frente a los de marcas de distribuidor, las fabricadas por o para cadenas de supermercados e hipermercados.
La organización aconseja a los consumidores no dejarse manipular por la guerra comercial y las campañas publicitarias desarrolladas por distintas marcas y colectivos empresariales. Algunos de estos mensajes apelan a elementos irracionales o intentan confundir sobre el término marca, sugiriendo que las de distribuidor, conocidas popularmente con el inapropiado adjetivo blancas, son de menor calidad.
FACUA recomienda a los consumidores que tomen sus decisiones de compra basándose en el precio y la calidad de los productos, además de, lógicamente, el nivel de agrado que les provoque el sabor de cada variante o marca.
En relación a la calidad, la asociación advierte de las carencias en la legislación sobre el etiquetado alimentario, ya provoca que en muchos productos no exista la obligación de aclarar el porcentaje de nutrientes, el tipo de aceite, etc.
Analizados los precios de 123 productos de dieciocho categorías
FACUA ha registrado los precios de un total de 123 productos distribuidos en dieciocho categorías. El análisis se ha efectuado en seis cadenas de supermercados e hipermercados: Alcampo, Carrefour, Dia, Hipercor, Lidl y Mercadona.
La mayor diferencia de precios entre las marcas líderes y las de distribuidor se ha detectado en los refrescos de cola. La botella de 2 litros de Coca-Cola se vende por 1,36 euros. El precio está un 14% por encima (17 céntimos) del de su principal competidor, Pepsi, que cuesta 1,19 euros. Pero la diferencia llega a alcanzar nada menos que el 353% (1,06 euros) si se compara con los 0,30 euros que cuesta la marca más barata, Primer Precio, de Alcampo.
En el caso de la leche, el precio de un brik de 1 litro asciende a 0,83 euros en el caso de Asturiana, entre 0,86 y 0,94 euros en el de Pascual y entre 0,78 y 0,83 en el de Puleva. Si opta por ellas, el consumidor pagará hasta un 84% más que si elige la marca con el precio más bajo del mismo establecimiento. La leche con el importe más económico de las encuestadas es Primer Precio, de Alcampo, 0,48 euros, seguida de 1, de Carrefour, 0,49 euros.
Una lata de cerveza Cruzcampo de 33 centilitros cuesta 0,49 o 0,50 euros, según el establecimiento. Entre un 25 y un 127% que la marca de distribuidor de cada supermercado o hipermercado. En este caso el precio más bajo es el de Discover, de Carrefour, 0,22 euros, seguido del de Finkbrau, de Lidl, 0,25 euros.
Otro ejemplo: el precio de un brik de 1 litro de zumo de naranja procedente de concentrado Don Simón oscila entre 0,62 y 0,90 euros, en función del establecimiento; y en el otro extremo, los 0,49 euros de la marca comercializada por Lidl.
FACUA, Miércoles 16 de septiembre de 2009

1 comentario:

Carlos dijo...

Que las diferencias de precio entre los productos originales y las copias (marcas blancas) son importantes ya lo sabiamos como tambien es la diferencia de calidad entre ambos productos. Yo creo que siguen dando en un tema que para mi es claro como el agua, SON PRODUCTOS DISTINTOS, no me comparen por favor la Coca-Cola con el refresco de cola de Alcampo porque es como comparar el nivel de vida en Guinea Ecuatorial con el de Suiza, coño seamos serios.